Menu

Agua cristalina, aires de campo

Por: Cuatrovientos

Lagunas de Zempoala

El ruido de la ciudad es abrumador, el constante movimiento de los coches y el cielo gris no nos muestran el mundo como es. Hace falta, de repente, perderse. Escaparse deja de ser un capricho y se establece como una necesidad del alma, un respiro obligado para quienes soñaban con el recreo cuando eran chicos, para quienes sólo recargan baterías con aguas cristalinas y aire de campo.

  • Más